Cosas que pasan


These could be love songs...

Publicado en Cosas que pasan el 3 de Abril, 2010, 23:22 por Bunkard

These could be love songs...

My Heart-Paramore

http://www.youtube.com/watch?v=Sb5pE8r9IIo

I am finding out that maybe I was wrong
That I've fallen down and I can't do this alone

Stay with me, this is what I need, please?

Sing us a song and we'll sing it back to you
We could sing our own but what would it be without you?

I am nothing now and it's been so long
Since I've heard the sound, the sound of my only hope

This time I will be listening.

Sing us a song and we'll sing it back to you
We could sing our own but what would it be without you?

This heart, it beats, beats for only you
This heart, it beats, beats for only you

This heart, it beats, beats for only you
My heart is yours

This heart, it beats, beats for only you
My heart is yours
(My heart, it beats for you)

This heart, it beats, beats for only you (It beats, beats for only you)
My heart is yours (My heart is yours)

This heart, it beats, beats for only you (Please don't go now, please don't fade away)
My heart, my heart is yours (Please don't go now, please don't fade away)

(Please don't go now, please don't fade away) My heart is yours
(Please don't go now, please don't fade away) My heart is yours
(Please don't go, please don't fade away)
(Please don't go now, please don't fade away) My heart is...



Brighter-Paramore

http://www.youtube.com/watch?v=i76DLLXvVug

So this is how it goes
Well I, I would have never known
And if it ends today
Well I'll still say that you shine brighter than anyone

Now I think we're taking this too far
Don't you know that it's not this hard?
Well it's not this hard
But if you take what's yours and I take mine
Must we go there?
Please not this time. No, not this time.

Well this is not your fault
But if I'm without you
Then I will feel so small
And if you have to go
Well always know that you shine brighter than anyone does.

Now I think we're taking this too far
Don't you know that it's not this hard?
Well it's not this hard
But if you take what's yours and I take mine
Must we go there?
Please not this time. No, not this time.

If you run away now,
Will you come back around?
And if you ran away,
I'd still wave goodbye
Watching you shine bright.

Now I think we're taking this too far
Don't you know that it's not this hard?
Well it's not this hard
But if you take what's yours and I take mine
Must we go there?
Please not this time. No, not this time.

I'll wave goodbye (You shine bright)
Watching you shine bright (You shine bright)
I'll wave goodbye tonight (You shine bright)

.

...In fact, they are love songs, buuuut there are a lot of types of love, aren´t they?

Eso es toodo lo que tenía que decir (o casi) o.O

¿Seguimos aquí?

Publicado en Cosas que pasan el 11 de Diciembre, 2009, 11:14 por Pegasus Fenix
Propongo que cada uno ponga un par de fotos de su campus su residencia, comente algo de las nuevas personas que ha conocido, así no será todo tan raro cuando nos volvamos a ver y nombremos anecfotas con gente desconocida ^^.
Bueno, que contar de este curso...podría resumir el cuatrimestre en trabajo, agobio, esfuerzo y fiesta, basicamente.
Image and video hosting by TinyPic
La carrera es jodida , muchas cosas nuevas complicadas, mucha materia, pero tengo muchísimas ganas de aprender, y prácticamente todo lo que nos cuentan es totalmente interesante. Lo malo: te piden mucho, y... no se si puedo dar tanto, pero... supongo que me acostumbr
aré, o , al menos, eso espero ^^U.
Image and video hosting by TinyPic

La gente es estupenda en la carrera hay mucho coco suelto (XDD , esto me ha hecho mucha gracia , por la visión de los cocos XD, beno, prosigamos), y también mucha buena gente y buena gente-coco, claro.
En la resi tenemos ya , como una pequeña familia montada, se los tengo que presentar! Todo ha pasado muy rápido , pero se hacen lazos muy fuertes, es algo extraño...
Bueno chicos, cuenten un poco qué tal les va a ustedes ^^

Image and video hosting by TinyPic

Curioso

Publicado en Cosas que pasan el 15 de Octubre, 2008, 18:38 por Saphira Aurion
Salí de los vestuarios yo sola, despidiéndome en voz alta de las demás y todavía riendo por algún comentario que habían hecho. Iba con la cabeza en otra cosa, pensando en las dos horas de clase que tenía que impartir esa tarde y planificando las actividades que podría proponer. También iba de buen humor, cansada pero satisfecha tras la clase de deporte y el día en general. Y justo antes de salir, pasé junto al lavabo que hay cerca de la puerta, donde una niña pequeña forcejeaba con una botella pequeña de agua que se le había quedado atascada entre la cerámica y el grifo, con algo de ansiedad porque no lograba sacarla y el agua ya rebasaba el borde de la botella desde hacía unos minutos.
- ¡No se hacerlo! -lloriqueó la niña, probablemente notando que alguien más alto que ella se había detenido cerca.
Fue acto reflejo, completamente mecánico. Me acerqué a ella en dos pasos y alargué las manos, cogí la botella y la hice girar suavemente, con la seguridad y repidez de alguien que ha visto desde lejos el problema y desde el primer vistazo ha sabido cómo había que solucionarlo. Era sencillo. El lavabo estaba mojado y el plástico de la botella se resbaló sin dificultad. La niña me había dejado hacer con una pasividad satisfecha, complacida por que por fin llegara alguien que supiera manejar aquello, y con cierta admiración infantil, como cuando se observa cómo alguien mayor realiza una sencilla acción en la que uno jamás hubiera caído, y que ni siquiera es necesario entender, porque se cuenta con que dentro de unos años eso también le saldrá a uno mecánicamente. Cuando le tendí la botella, la agarró rápidamente con sus manitas húmedas, soltando una carcajada ufana, y levantó la cabeza, con aquella agradecida sonrisa pintada en el rostro, exclamando un "¡Gracias..!" que quedó a medias ahogado en sus labios.
Fue al alzar la mirada cuando me miró directamente por primera vez, y yo a ella. Antes de eso, la atención de ambas se había centrado en la misión común: la botella. Ahora, las dos nos reconocimos.
- De nada -respondí a su exclamación apenas formulada, sin dejar de sonreír, pues me negaba a darle tanta importancia a saber quién era ella. Después, me di la vuelta con aire despreocupado, y mientras salía por la puerta, solté aún un cordial-: ¡Hasta luego!
No me contestó.

La Laguna stinkt

Publicado en Cosas que pasan el 28 de Septiembre, 2008, 3:00 por Saphira Aurion
Ich werde nicht weinen.

Dieses Mal nicht.
Dieses Mal nicht.

Cinco llamadas perdidas (Sia hamba u-uh)

Publicado en Cosas que pasan el 16 de Septiembre, 2008, 19:11 por Saphira Aurion
Hoy ha sido uno de esos días en los que realmente disfruto de mi vida.
Quizá suene extraño o estúpido, demasiado optimista tal vez, ebrio de felicidad quizá, pero no me siento así para nada. Me siento sencillamente contenta, tranquila, con ese sentimiento de entusiasmo -llamémoslo euforia interna, si queréis- dentro, en alguna parte entre el corazón y los pulmones.
No ha habido tampoco nada especial, y por eso uede que sea todo aún más mágico, más alegre. He tenido una animada charla yendo al colegio, y también tengo que decir que iba con la versión definitiva, corregida y pulida, de Pink Dragon (o la Estela del Dragón, a voluntad) en los brazos, orgullosísima de ella ^^
Y después de eso, se sucedió un día normal pero perfecto, bonito pero tranquilo. Da igual, el caso es que en noches como éstas da gusto acostarse y pensar en el resto de la semana, del mes, del año. Aunque no sea viernes ni sábado.
¿Qué puedo contar? Tiros directamente al blanco, una estela brillante de buena suerte, y sonrisas -oh, sí, sonrisas, eso sobre todo, sonrisas por todas partes, divertidas, dulces, simpáticas y rayando la risa o estallando en carcajadas muchas de ellas-, palabras vacilantes y palabras rápidas, invitaciones aparentemente banales, charlas -muchas charlas-, llenas de palabras, palabras, palabras por todas partes y a todas horas -¡palabras!-, comentarios, aplausos e ironías, dibujos y susurros, debates y horas enteras de no hacer nada salvo sentirse plenamente feliz de estar en ese lugar y en ese momento, y en esa situación, y en esa compañía. Ejecicios de matemáticas que empiezo a entender y ayudas inestimables -¡gracias!- y más sonrisas, guitarras y el agradecimiento al destino por haberme acabado comprando una clásica y no una acústica -¡qué daño hace en los dedos la acústica!- y cantar en coro, esas canciones que no tenemos ni la más remota idea de lo que significan pero aun asi suenan bellísimas cuando las cantamos a coro -independientemente de que cantemos bien o mal-, y que me hacen recordar, como siempre que cantamos a coro, al tipo de Frankfurt del halellujah, y pensar que dios mío, es el último año, y voy a añorar algunas cosas del colegio hasta unos extreños insospechados, porque pocas veces he amado más estar en nuestra clase y con esas personas, y en esa situación, como hoy, cuando cantamos, como casi todas las veces que cantamos -¿dónde quedó California Dreaming?-. Y sé que cuando se acabe este año echaré todo esto de menos y me emocionaré al recordarlo. Por muy ridículo que suene ahora.
Y cuando volví a casa, cuando parecía que ya nada podía ir mejor, más palabras, más, cotilleos, risas, tonterías, y la sensación de pertenecer a algo una vez más, y después mi casa y una corta hora de tocar la guitarra cuando vuelve la siguiente cosa maravillosa: llamada de teléfono e intercambio de novedades, y esa sensación de estar juntas aunque estemos lejos, y las risas, y el coger el teléfono y sin preliminares -¿qué tal? Bien, ¿y tú?- lanzarnos a hablar como si lleváramos todo este tiempo juntas -que de alguna forma, es como si lo hubiéramos estado, al menos en lo que repercute en la confianza que hay entre nosotras-... y cuando esa conversación se interrumpe, TACHÁN, no seis, no, sino cinco llamadas perdidas, una de ellas inesperada y cuatro de ellas además de eso maravillosas sólo por estar ahí. Devuelta de llamadas, hablar, una oferta fantástica que suena muy bien -aunque sea sólo por la alegría que provoca el que alguien piense en mí para eso- y una conversación normal en todo salvo en su propia existencia, que ya me hace sonreír por dentro y por fuera -más sonrisas-, y finalmente, dos palabras que se pueden tomar como promesa.
Banal, ¿verdad? ¡Desde luego! ¡Todo ello! ¡Corriente, fútil, quizá, nada trepidante, nada terriblemente fuera de lo normal!
Lo admito. Pero me siento absurdamente feliz por todo ello. Por que mi vida cotidiana-de-hoy haya sido así.

¡Disfrutemos de esas cosas triviales, amigos!

¿Quién es, tú o yo?

Publicado en Cosas que pasan el 15 de Septiembre, 2008, 20:39 por donaldani

Sólo decir que esto antes que nada es arte, literatura. Creo que doble sentidos no tiene, eso sí, me ha servido escribirlo para desahogarme. Cada uno, como siempre, que lo interprete como le dé la gana.


 
     <<O eres tú o soy yo. Es extraño, podría ser perfectamente yo, habiendo vivido todo lo del último año tan intenso que me ha hecho tomar decisiones importantes para mí y otros que me rodean. Me he visto agobiado, acabado extenuado para llegar a comprender miles de asuntos que nada tenían que ver con los estudios, y ahí estabas tú, en medio de tu apogeo, viendo girar el mundo alrededor tuyo, yéndote todo perfectamente. Yo sabía que tendría y que tuve apoyo de todas las personas circundantes, pero nunca quise hacerme ilusiones de ver hasta qué punto llegaban. Claro, pensaba, yo nunca llegaría a sacrificarme tanto por otra persona por mucho que la apreciara o admirara. Creía que era más obvio pensar en mí mismo y no acabar perjudicado como tantas otras veces. Frente a esto, debido a mi inestabilidad ideológica, me asaltaba el temor de acabar en la más monótona y gris indiferencia. Pero todo esto es lo que a mí respecta.

     Hablemos de ti. O mejor, de cómo nuestros primeros pasos se han ido distanciando. Tú te has centrado en alimentar tus capacidades a base de conocimientos que abarcan todos los sentidos, preocupándote siempre de que llegara a la gente. Querías que la gente aprendiera. ¿O no? Sí, querías compartir información que te interesaba y demostrar que tú lo sabías ANTES que ninguno. Cuando alguien intentaba contrastar lo que decías, teniendo otra idea del asunto, fruncías el ceño y cambiabas el tono de voz dejando asomar la bestia que más de una vez me ha sobresaltado por no saber que pudiera haber una en esa alma que yo tanto había admirado. Pero con el tiempo se me cayó el mito. Nunca te equivocabas, lo demostrabas dando giros casi perfectos para acabar teniendo tú la razón cuando veías que era el contrario el que la "poseía". Sí, has demostrado ser bastante racional. ¿Pero sigue el corazón ahí, latiendo? Quisiste sentir enseguida, cuando viste que lo que tú creías por amor se rompió por posiblemente una estupidez adolescente. Así empezaste en el mundo del triunfo, añadiendo puntos de carisma para canjearlos por "presas" mayores. En este aspecto, al menos, me daba igual lo que hicieras. Eras tú el que acabaría con el corazón perfumado de ponzoña, no yo. Yo tenía cosas más importantes que atender, que hacían que mi equilibrio vital se viese alterado. Y lo peor de todo es que aún tenía tiempo, a pesar del cansancio, de preocuparme por ti y de preguntarme a qué se debían estos cambios, e incluso de acabar desalentado porno tener una pequeña esperanza que me consolase para la siguiente jornada. ¿Por qué este orgullo, estas ansias de querer demostrar, de querer saber más que nadie, de degradar a los demás? ¿Qué queda de los demás que creen tener, si no bien objetivos claros en la vida, al menos un don que les permita resaltar por encima del gentío? No, tú querías el universo entero. Esos enfados repentinos, en el que creías que tu orgullo se veía mancillado por hacerte una burla, de las que nos hemos hecho toda la vida, ¿es que acaso no estamos al mismo nivel? ¿He de fastidiarme siempre la nuca para poder mirarte a los ojos en señal de igualdad? No, tú tienes toda la libertad de mofarte de cualquiera que no tenga tu grado de comprensión. Pero tú estás cubierto de un aura sagrada que es para todos nosotros un gran favor que nos haces. Pues te equivocas. Sí, por "primera" vez en tu vida. Te preguntarás a que se debe todo esto, yendo todo tan bien como va, pero probablemente eso es lo que yo consigo hacerte ver, que nada haya cambiado. Sí, ¿irónico, verdad? Que nada ha cambiado. La formulación es la de quién.

     Volvamos a mí. He caído, aunque suene brusco y hasta algo exagerado, en el cinismo y en la hipocresía. No me muestro como pienso, ni comparto casi nada de lo que piensas. Todo esto me produce una gran tristeza y congoja, pero yo ya no puedo hacer nada. Y a pesar de este miedo, he caído en tal comportamiento rutinario y falso por salvaguardar esta amistad, que tanto ha costado germinar y que tan pronto se marchita por querer refulgir como el sol.>>

Demasiadas palabras

Publicado en Cosas que pasan el 7 de Agosto, 2008, 23:27 por Saphira Aurion
Nunca había pensado que pasaría algo así. Y en realidad debería haberlo supuesto. Quiero decir, que todo el mundo se confunde constantemente, que todo el mundo es malinterpretar, que todo el mundo es dar vueltas y vueltas sobre la misma cosa, hasta que las palabras se vuelven agobiantes y empiezan a acorralarme, a volverse simplemente demasiadas, abusivas, asfixiantes, y me envuelven, retorciéndose, en cadenas, como si una melodía muy bonita se hubiera vuelto de pronto una serie de gritos que se repiten y no me dejan escapar, hasta que ya sólo queda ese pensamiento, y sólo quiero huir de ellas, de esas palabras, de las personas que las pronuncian y de aquel significado al que hace mucho tiempo que me rendí y que daría todo lo posible por simplemente dejarlo atrás y pasar a otra cosa, a otras palabras, lo suficientemente rápido como para que no me atrapen.
¿Y qué se puede hacer entonces, además de callar y resignarse a ver desde una precaria fortaleza de silencio cómo se van arremolinando alrededor, con la sensación de que están agazapadas, esperando a que salga? ¿Con la impresión -o la certeza- de que todo lo que diga va a agravar la situación, y de que de pronto esas palabras se transformarán en gritos, y que van a ser demasiadas, y demasiada tensión, y en realidad ni siquiera le doy tanta importancia a ese estúpido tema y quiero dejar de discutirlo porque ya he dado la razón al otro, pero continúa, y continúa, siempre con lo mismo...?
Ahora entiendo, más que nunca, ese sentimiento de pánico cuando las emociones son demasiado grandes, ese nerviosismo, ese terror al sentir una mano tapando los labios... A veces, porque hay demasiadas palabras. A veces, porque hay demasiado pocas. No lo sé. Y una y otra vez vuelvo a pensar en lo mismo, como dando pie, irónicamente, a esas ideas que se repiten una y otra vez, si no en palabras, sólo en pensamiento. ¿Y ahora qué?
En realidad, ni siquiera es algo tan importante como para darle vueltas, y cuanto más se hable de ello más se ayudará a esas palabras a volver a apresarme rápidamente en una discusión sin final en el que la misma tesis se repite tranquilizadoramente con el fin de calmar a alguien que ya la ha aceptado, y no precisamente de forma sosegada. No sé. Lo único que pasa es que nunca me lo hubiera esperado.

Ya está

Publicado en Cosas que pasan el 29 de Junio, 2008, 19:33 por Quien_vosotros_sabeis
Néstor ha cortado conmigo.


SIn más.


Se acabó todo. Ya no hay mas besos ni mas caricias ni susurros ni van a haber.

Néstor ya no quiere ser mi novio...

¿Qué hago ahora,chicos?¿Dónde está el "Nestor jamas te dejara"?
Dice

                que quiere ser mi amigo.

¿y yo,que?¿a mi, quien me cura?




Se me va a partir, literalemente, el corazón, no puedo levantarme, no quiero...

"No quiero respirar si no es tu aire... Y empiezo a gritar que te quiero tanto, mi vida llega a un final..."

WIII

Publicado en Cosas que pasan el 20 de Junio, 2008, 22:20 por Quien_vosotros_sabeis
Chicos he dado mi primer concierto xDDD m'han dau 50 euracos, pero en cheque, eh? calidad calidad xDD espero que se lo estén pasando de puta madre. esto está vacío sin ustedes :( ya nos contó el mihr que fue un excitazo lo de las dos millones de bigbands en un solo concierto!!! muchas felicidades, catacraks. besitoooos no se olviden de mi :'(

Se busca

Publicado en Cosas que pasan el 13 de Mayo, 2008, 20:44 por Saphira Aurion

A ver. Quietos todos.

¡Quietos todos he dicho!

Escúchenme, señores. Nos encontramos ante una catástrofe. Estamos al borde de una crisis del Orden y del Sentido. Ya, ya lo sé, sé que queda ridículo que yo lo diga, pero así es. Este lugar, el que se encuentra entre estas cuatro paredes, fue proclamado hace tiempo República independiente. Sí, aquí nada de orden y sentido, aquí la cosa iba más por Padre y Maestro Mágico, Genio y Desorden, y esas cosas. No hay más que abrir el armario (sí, el señor armario, ése que me escucha ahora con la puerta chirriante medio abierta, como siempre...) y mirar dentro para comprobar, al menos, lo de Desorden.

¡Pero esto ahora es intolerable! Dentro de nuestra pequeña burbuja de cálido y confortable barullo, siempre habíamos tenido algo de Orden y Sentido, porque si no, a ver qué íbamos a hacer aquí. Hemos jugado con la idea de no tener sentido y de dar vueltas alrededor de esa crisis que no sufríamos, más que nada por escribir y hacer un poco el ganso. Pero ahora es otra cosa: ¡ahora es de verdad!

¿Qué ejemplo creen que le estamos dando a la señora Mesilla Con Ruedas, rebautizada como Estantería Ambulante, que ha llegado a nuestro hogar recientemente, eh? ¿Qué va a pensar de nosotros? ¡Incluso ella está desordenadísima ya, porque ese ejemplo le hemos dado!

Sinceramente, caballeros, me parece fatal.

Sé que yo tampoco lo he hecho bien, porque como líder de este sitio, debí haberme dado cuenta antes y cortar el problema de raíz, pero no me percaté del lamentable estado de las cosas hasta ayer. Porque a ver, ¿dónde está mi carpeta de notas? Deben entender que la necesito para los ensayos. La última vez que la vi, estaba sobre Ángel, nuestro adorado piano. Bien, ¿dónde se ha metido? ¡Exijo que regrese! ¡Le doy de plazo hasta mañana!

Ahora, continuaré señalando con el dedo acusador: ¡el pez azul! El Ryuuñeco ladea la cabeza y se sonríe, porque sabe que tengo razón... ¡ah, pero tú también estás sentado encima de papelujos amontonados que no deberían estar ahí! ¿Qué son esos papeles...? Dios mío, cosas de alemán del año pasado y bocetos feos. A la basura con todo. ¡LA BOLSA DE LA BASURA ESTÁ CAÍDA! ¡Suba ahora mismo! ¡Orden en la sala!

Lo que decía del pez azul: ¡está encima de la mesa! ¡Lleva encima de mi mesa desde hace por lo menos una semana! ¿Qué diablos hace ahí, eh? ¡Debería estar en la pared! Es lo que está haciendo que todo vaya mal: el pez azul. ¡Es el colmo del desorden! ¡En mi mesa! Junto a la pila de dos metros de cuadernos y papelujos, con ese mastodonte impreso para concurso que algún día tendría que plantearme sacar de allí, meterlo en un sobre y enviarlo bien lejos.

¡Me ponen de los nervios!

Y lo que más me molesta de todo es que haya desaparecido mi cuaderno.

El negro, el que tiene por detrás a Ryû y a Louis y un montón de frases y de dibujecos tontos. Ése.

El que tiene Monstruo en versión original casi íntegramente dentro, el esquema argumental de Baile, y parte de Sin Destino.

Ése maldito cuaderno.

¡Exijo que regrese mañana, junto a mis notas de piano...!

...

Por favor, por favor, vuelve. Estoy dispuesta hasta a perdonar al pez azul.

Artículos anteriores en Cosas que pasan