__marcas.

Publicado en Filosofía, pensamientos y reflexiones el 13 de Agosto, 2008, 15:47 por Laurarob

"Qué va: que tu vida no dependa de si alguien viene o se va"
- La soledad comienza, Xhelazz

Cuando pienso en toda la gente que he conocido, se me hace un nudo en el estómago. Creo que todas, para bien o para mal, han jugado un papel en mi vida. Por supuesto, unas me han impresionado más que otras... Unas se quedan un tiempo, otras menos, a algunas las vuelvo a ver, a otras no las veo en toda mi vida de nuevo. Me gusta cuando no veo a alguien en un tiempo y de pronto me lo encuentro, por unas razones o por otras. Y aunque piense que no me apetezca mucho entablar conversación con ella o él, luego me sorprendo recordando los tiempos en los que éramos más amigos, y me alegro de que el destino nos haya vuelto a juntar, aunque sea por un momento. Qué puedo contarte, esas situaciones en las que ves a alguien cambiadísimo tras unos años, y piensas "¿Cómo a llegado a esto? Increíble...".

Pero cuando pienso en las que me quedan por conocer y de las que me tendré que despedir, tal vez para siempre... No es un simple nudo en el estómago lo que siento, sino un vacío en mi interior irreparable, que puede que nunca supere del todo, pues es inevitable hacerse de vez en cuando preguntas como "¿Qué habrá sido de Tal? ¿Qué estará haciendo en este momento Cual?". Así de retorcidos somos sin quererlo.

Y sin embargo, no dejo de querer hacer nuevas amistades para descubrir la forma de ser de tantas personalidades diferentes, de otras culturas, sexo y religiones, pues en la diversidad se basa la diversión, al menos para mí. Aunque me sienta tremendamente desgraciada cuando una amistad se acaba, o cuando llega una despedida, tras cicatrizar un poco mis heridas, sonrío al recordar los momentos que compartimos juntos, únicos y que seguramente no compartiré con nadie más, al menos no de la misma forma. Porque cada persona es única, y así son los momentos que pasamos con ella.

Asícomo hay personas que nos marcan, también hay algunas situaciones de las que no nos podemos olvidar tan fácilmente. Me refiero a aquellas en las que uno se sorprende pensando después de que hayan ocurrido, o en los que se convierten en pensamientos intrusos y a uno lo asaltan cuando menos se lo espera: en el mundo de los sueños o en la cruda realidad. Momentos que sabes que no podrás olvidar aunque quieras, y que recordarás toda tu vida sin poder evitarlo. Pueden ser miradas, una conversación, o simplemente unas pocas palabras. Incluso a veces, esos pensamientos ocurren junto con una canción, y la música te abre tanto los sentidos, que lloras como cuando eras un niño. Y qué me dices de esas situaciones que ocurren mientras estás viendo una película: sabes que ya no podrás concentrarte en el argumento, porque sólo recordarás lo que pasó mientras seguían sonando las voces de los actores, leyendo un papel.

Qué fácil sería si nosotros también tuviéramos un guión. Pero así no habría sitio para las sorpresas :)


Todo parecido con la realidad es pura coincidencia.