SarAnti

Publicado en Historias, cuentos y relatos el 22 de Marzo, 2008, 4:27 por Quien_vosotros_sabeis

Ayer, aproximadamente, amaneció. Sobre mi cabeza, una de esas cabezas despistadas que nunca dejan de mirar, el mar susurraba dulces gritos coloridos de amor. El ruiseñor del tejado agonizaba mientras el amarillo sol le doraba las alas. Sus bellas canciones me martilleaban la compostura, incapaz de apreciar el sentimiento de sus  desesperados cantares.

Un anochecer de esos normales, poco comunes, comprendí  que, en los cuentos, no existía el objetivismo. Es algo demasiado frustrante para los seres humanos. Bueno no era el que sus madres les hubieran narrado esas burdas historietas fantásticas sin pies ni cabeza.

¿No?

O estoy equivocado otra vez… La verdad, el momento en el que la vida nos ataca de improvisto es cruel.  ¿De cuántas maneras puede pedir uno perdón? ¿De qué forma es adecuado hacerlo?

Ayer, aproximadamente, atardeció. Y no sé por qué, sinceramente. ¿Tal vez sea ya tarde para dormir?

Quién es el culpable de todo el horror del mundo. Que fallo tan grande otorgar de poder a los humanos… ¡Pero bueno!

Nadie puede negar que su secreto más escondido es duro. Nadie debería saberlo, aunque yo, personalmente, conozco el disfrazado conjunto de verdades mentirosas que se ocultan en mi pequeño pecho inmaterial.

No amanece. Ya no es de noche. Y ya no atardece en éste ruiseñor agonizante de Nunca Jamás.     

(Semidesvarios a las 3:47 by Sara & Águeda Es un word by word, o sea, empieza una (en este caso Sara) y la siguiente palabra es de Anti hasta que entre las dos se decide un punto y final)