En la noche de Reyes, un cuento ^^

Publicado en Historias, cuentos y relatos el 5 de Enero, 2008, 21:40 por Saphira Aurion

Los profesores de Bremen


Había una vez un colegio que tenía un viejo profesor de física que de tanto dar clase estaba perdiendo su paciencia. Entonces dijo la directora: "Creo que deberé sacrificar al Jurki. Al menos me darán algo de dinero por su piel para comprar uno nuevo". Entonces el profesor, oyendo ésto pensó: "Kann sein. Rompo tizas dando clase como un burro para los alumnos y cuando llega el tiempo del retiro así me lo paga, y eso que estaba a punto de inventar la máquina del tiempo para rememorar esos años en los que iba por ahí con mi moto chachi. Voy a huir ahora mismo hacia Tenerife, a empezar la carrera que siempre quise como mimo". Y así diciendo dejó el colegio para siempre.


Alemania Oriental 1971

Nº Yvert 1407

Al poco tiempo se encontró con un profesor con cara de tortuga que aullaba al costado del camino. ¿Qué te ocurre , perro?-preguntó el burro. "Ahh, es que los niños ponen "canela" en las listas de votación y empatan siempre, de forma que no puedo dar clase. He decidido partir, pero ahora no se cómo ganarme el pan". "Bueno-dijo el Jurki-Yo estoy yendo a Tenerife para convertirme en mimo. Podrías venir conmigo y tocar el tambor." Y el Steiny aceptó encantado.

Alemania Oriental 1971
Nº Yvert 1408

No habían andado mucho cuando se toparon con una piraña con la expresión más triste del mundo. Entonces el Jurki le dijo: "¿Qué te ocurre piraña, por qué estás tan melancólica?.-"Es que me estoy poniendo vieja y mis dientes están gastados. Me han robado mi paraguas de pato y la superprouctora se negó a financiar mi película de Disney, en la que era protagonista. Entonces huí, pero ahora no sé qué hacer". "Ven con nosotros a Tenerife. Tú sabes preguntar a la gente". La piraña accedió y fue con ellos.

Alemania Oriental 1971

Nº Yvert 1409

Los tres vagabundos pronto llegaron a un sótano tenebroso donde, desde el laboratorio secreto, un profesor saludaba desde la ventana. El Jurki le dijo: "Halloichen". "Und noch ein gutes Tägchen".-Dijo el gallo-"Me han robado mi bata de colorines, mi globo y mi vela, y la verdad es que me aburro un poco aquí, sin compasión". Entonces el Jurki le dijo: "Por qué no vienes entonces con nosotros. Vamos a Tenerife y tu eres el único que causa buena impresión de los tres. Podríamos hacer mimo juntos". Y el profesor aceptó.

Alemania Oriental 1971
Nº Yvert 1410

Caminaron hasta que comenzó a anochecer, y decidieron parar a descansar en un patio con canastas de baloncesto. El Jurki y el Steiny se hecharon bajo un gran árbol. La piraña se volvió al río y profesor de química trepó al árbol, donde se sentía más seguro. Antes de dormirse, sin embargo, miró hacia los cuatro puntos cardinales, y vió a lo lejos un destello. Entonces, avisó a sus compañeros que había una clase cerca. A lo que el Jurki propuso: "Acerquémonos. Puede que tengan dudas, aunque el examen era muy fácil" Y el Steiny continuó: "¡Sí, que el libro era una pasada y tenía mucho simbolismo oculto...! Aunque no estoy del todo seguro de que el autor fuera consciente de eso.". Así se fueron encaminando hacia la luz que se hacía cada vez más y más roja, hasta que llegaron a una guarida de estudiantes. El Jurki, que era el más calvo, se acercó a la ventana y dijo a los demás: "Veo una mesa que usan cmo red para jugar a la pelota, y libros suculentos, de los que están pasando mucho los estudiantes".

Alemania Federal 1982

Nº Yvert 952

Entonces los profesores se reunieron en consejo y urdieron un plan. El Jurki colocó sus patas delanteras sobre la ventana, el Steiny se subió a su lomo, la piraña subió encima del perro, y finalmente, el profesor de química voló y los demás lo regañaron por usar dinamita en esas circunstancias. Cuando hubieron hecho esto, a la señal comenzaron su mimo: el Jurki puso caras raras, el Steiny sonrió hipócritamente, la piraña empezó  preguntar al perchero-horca y el profesor de química descubrió que a la derecha había un laboratorio mucho más interesante que aquello y se fue; y fue tan estruendoso el ruido que hicieron que los vidrios de la ventana templaron. Cuando se quisieron dar cuenta, lo que había sonado no eran ellos sino el timbre. Alertados por ese ruido, los estudiantes se incorporaron y salieron corriendo por el patio, seguros de que estaban en el recreo.

Alemania Oriental 1971

Nº Yvert 1411

Entonces los profesores entraron a explorar su nuevo hogar, dispuestos a vivir allí para siempre. El Jurki y la piraña encontraron cómodas aulas en ése mismo piso, mientras que el Steiny decidió acomodarse en la roja. Tan pronto como hubieron terminado, apagaron las luces y los proyectores, y se hecharon a dormir. El Jurki sobre un montón de paja, el Steiny detrás de la puerta, la piraña cerca de Wilson, el muñeco de plástico medio abierto y el profesor de química en el laboratorio. A la medianoche, los estudiantes vieron que ya no había clase en el colegio y que todo parecía tranquilo.

Entonces el delegado llamó al otro delegado y lo envió a reconocer el terreno. Este estudiante, al encontrar ser un poco imbécil (¿quién le había elegido delegado? Aquello había sido un error, sin duda. Tenían que haber ganado Jorge y Lucas...), entró en la calse de Biología para encender una luz, y confundiendo los ojos de la piraña con dos carbones encendidos les acercó un fósforo. La piraña se abalanzó sobre el estudiante preguntándole, lo que lo asustó terriblemente. Corrió hacia la puerta trasera pero el Steiny se incorporó y le mordió la pierna. Cojeando se aproximó al montón de paja que había en el rincón, pero el Jurki le dió una tremenda patada. Finalmente, el ruido despertó al profesor de química quien, encendiendo un extintor, gritó: "Qui-qui-ri-quíiii".

Alemania Oriental 1971

Nº Yvert 1412

El estudiante corrió lo más rápido que pudo de regreso con su clasey dijo: "Vive en la casa una horrible piraña que me suspendió a la cara con sus terribles interrogatorios. La clase roja está custodiada por un payaso propaganda de Kalise, y en el patio yace un monstruo que me golpeó terriblemente."
Después de esto los estudiantes no se atrevieron a volver al colegio; y todo prosperó tan bien para los cuatro profesores de Tenerife, que aún allí se encuentran al día de hoy.