Septiembre del 2007


Domingo por la mañana

Publicado en Cosas que pasan el 30 de Septiembre, 2007, 11:55 por Saphira Aurion
Estoy en mi cuarto, leyendo, y como nunca me pongo música para leer, puedo oír perfectamente lo que pasa en el resto de la casa, y por ello, un sonido mucho más agradable resuena en mis oídos: el traqueteo de unos dedos ágiles sobre el teclado. Van a toda velocidad durante minutos, parando luego un par de ellos mientras la persona que los controla medita sobre cómo expresar algo, luego siguen, danzantes, sutiles, como el correr del agua imparable y melódica en un río de palabras. El sonido me es muy conocido, de algunas noches del curso pasado sobre todo, y también se que la persona que lo está creando no es consciente en absoluto de lo que regala a mis oídos, porque su mente está en otro mundo.
Sonrío. En mis ojos, palabras escritas. En mis oídos, palabras siendo escritas. Un ambiente familiar, una persona a la que entiendo perfectamente en el piso de abajo. Me arropa una cálida sensación de estar en el lugar del mundo que me corresponde.
Pienso en todo lo que me da esta circunstancia. Horas de conversación sobre personajes, sobre argumentos, voces que me cuentan historias mientras duermo. Intercambio de borradores, correcciones al margen de éstos, modificaciones, halagos, críticas. El tener el derecho de leer treina páginas y emitir un veredicto sobre mi primera impresión de ellas, y saber que será tenido en cuenta. El tener las primeras hojas de una novela entre las manos, saber que soy la primera en entrar en ese mundo, sentir que algún día veré esas palabras en un libro al hojear en una librería, y que sonreiré pensando que yo las leí en sus comienzos. Esa complicidad extraña, mágica, ese mutuo entendimiento, de compartir una pasión por algo. Y que el tecleo frenético de la escritura resuene en mis oídos mientras estoy en mi cuarto.
Me encanta que mi madre escriba.

Whitty Kitty

Publicado en Tonterías,Sandeces y aparatos similares el 29 de Septiembre, 2007, 16:31 por Laurarob

(lo siento, tenía que hacerlo xDDD)

Al azar, como diría Marcos

Publicado en Filosofía, pensamientos y reflexiones el 29 de Septiembre, 2007, 14:50 por Quien_vosotros_sabeis

Pero todo tiene su razón...

O no?

Me equivoqué

Publicado en Cosas que pasan el 29 de Septiembre, 2007, 14:18 por Quien_vosotros_sabeis

Resulta que me quedaba otro sábado, pensaba que el sábado de la semana pasada se me había acabado la hípica.

Hoy me he despedido de verdad.

Lo he pasado fatal, me metí en el box de Boyuyo y le abracé y no podía parar de llorar y oía a la gente pasar y a mi padre llamarme pero no quería soltarle... y luego entró Antonio me sacó de la cuadra y sacó a Boyuyo para que galopara. Me senté en medio del picadero y le pedí a Antonio que sacara a otro caballo y sacó a Tornado. Galoparon a mi alrededor como locos durante unos diez minutos... hubiera querido que fuese más. Me saqué fotos con mi Ferretero, no podía dejar de acariciarle la cara a Hablador, los ojos tan tristes de Jenero me seguían a todos lados, pero de verdad parecía que sabían que me iba. Me miraron cuando salí de la cuadra y relincharon, Duende le dió una coz a la puerta... La vaca se portó bien...

Ya les dije adiós. Después de diez años...

He aprendido a amar con pasión a una raza que, a veces, veo como superior al humano mismo...

Who... is me?

Publicado en Filosofía, pensamientos y reflexiones el 28 de Septiembre, 2007, 0:05 por Saphira Aurion
Todos callados, escuchando su propia música por los cascos, música que se oye lejana, todas distintas y mezcladas, feas. Así es como funciona el mundo hoy en día. En mi cabeza, todas esas voces que se callan tras los reproductores de música parecen volverse locas y hablar sin control. No logro concentrarme. Quiero retirarme del mundo, ocultarme tras un cartel de "No molestar". Cada paso, una punzada. Cada flash de luz, mareo y colores que giran. Pero no puedo parar. Todo es una contradicción constante, voces y silencio, calma y latuidos, reposo obligado y presión intimidante. ¿Puedo llegar más lejos a esta velocidad, que ni siquiera es tanta como debería? ¿O se romperá mi motor por el camino?
¿Quiero seguir por ese camino, realmente?
El mundo es demasiado absurdo, demasiado complejo, no pertenezco a él. No quiero pertenecerle. Soy ajena a un universo que me enferma, que me marea, con tanta luz y sonidos tan altos, gritos, me que hacen desear encogerme y llorar, huir, pero sólo puedo mirar desconcertada y callarme mis impulsos que no puedo cumplir.
Y miro a mi alrededor y todo lo que me importaba antes parece un sinsentido, y todos están tan lejos que me siento como si lo mirara desde fuera. La vida es una obra de teatro que podría abandonar en cualquier momento sin problemas, porque mi guión ha pasado a contener sólo puntos suspensivos.
Quiero encerrarme en mi mundo, vivir para dentro en lugar de hacia el exterior, vivir en una de mis historias y que nadie me obligue a salir. Quiero alegrarme por cosas que yo misma creo, ideales para ello, llorar con situaciones que yo misma ideo, que puedo resolver con un par de letras si me conviene. Quiero permanecer en un lugar en el que no me duela la cabeza, nunca.
No soy yo, ya no, porque antes podía hacer todo esto y más, yo podía hacer malabarismos con las clases y olvidar los deberes y hacerlos en un momento en lugar de mirar al profesor con cara de perdida y decir que no los tengo, aparecer sin libros y tener una excusa para cada situación en lugar de encogerme de hombros y dejarlo correr. Podía leer y tocar el piano y y dedicar horas a CFP, y estudiar y sacar tiempo a la noche, rebañando, para escribir, y vivir a medias en una historia. Hay una muralla en mi mente que me impide utilizarla al completo. Me falta algo. Me falto yo.
Es como si antes mis días hubieran tenido 48 horas que se superponían: una en el mundo de fuera, otra en mis historias, y yo podía vivir esas dos vidas a la vez. Ahora, sólo tienen 24 horas. Sólo una vida. ¿Cuál de las dos? ¿Y a qué mundo se las dedico? ¿Mitad y mitad? No me gusta. ¿Qué ha pasado con la vida que me falta?
¿Qué parte de mi cabeza se ha muerto?

Osama Frikipedia

Publicado en Tonterías,Sandeces y aparatos similares el 27 de Septiembre, 2007, 14:28 por Quien_vosotros_sabeis

1._Save the music!No Al Reggeton o como coño se escriba!Por un mundo más bonito!

«¡Coño!¡Que suerte tengo de ser sordo, menos mal!.»

~ Ludqig van Beethoven Al leer letras de reggaeton


«La diferencia entre Mierda y Puta mierda son unos pocos píxeles, dependiendo de la fuente y el tamaño. Pero la diferencia entre Reggaeton y la música en general es tan grande como la mierda de un elefante.»

~ [[]] Razonamieno lógico pero ilógico de los científicos que estudian el reggaeton.

El reggaeton,tambien conocido por Raggatonto o Nacotón,es una mierda de estílo musical sacado directamente de la basura, es una herejía y un gran insulto a la música conocida como arte. Se compone de gritos y jadeos varios seguidos de palabras neanderthales con el cual los kinkis, las gatas, las chonis, jessis, canis, los cacos y demás gentucilla se divierten. Sólo sirve para guarrear y restregarse como vulgares prostitutas y salidos en ferias y fiestas de cacos, canis y kinkis. Los ignorantes estrafalarios lo usan como rito antes de reproducirse. Se dice que el nivel de la inteligencia es constante en el mundo, pero que la población sigue aumentando. El efecto es contrario al efecto Mozart. Si a esto le añadimos esta mierda, el nivel de inteligencia pasa de caer en picado a multiplicarse por cero.

Es un instrumento de tortura creado por las discográficas y la NASA(NUNCA ALMERCES SOBRE UN ASTRONAUTA) para acabar con la piratería, debido a que nadie lo compraría en su sano juicio se utiliza para suplantar canciones de otros géneros en Interné, provocando que el descuidado pirata descargue una música, mezcla de lo peor de lo peor y se vea atormentado por el resto de su vida.

Un texto sin simbolismos y un título sin ironías

Publicado en Cosas que pasan el 26 de Septiembre, 2007, 20:43 por Bolinkendo
Un chico camina cabizbajo por la calle. Está descalzo, y las plantas de sus pies son ya casi completamente de color negro. El chico lleva un mando de videoconsola en la mano, y no está triste.
No lleva mucho tiempo fuera de casa; estuvo hace poco, buscando unas tuercas, pero era el tornillo lo que realmente fallaba. A fin de cuentas, la mesa se quedará coja.
NOTA: Sólo uno/a de los que publican en este blog puede entender este texto.

Recordando viejos tiempos... ¡¡el TEST!!

Publicado en Música (o no) el 26 de Septiembre, 2007, 14:50 por Saphira Aurion
¡Ese test que prácticamente TODOS hic imos en los comienzos de éste nuestro blog!
Es que no podía dejarlo sin hacer, lo siento... ¡versión X!

X-Japan



¿Eres hombre o mujer?

X (Estaba a tiro xDDD)

·   Descríbete.

Joker / Voiceless Screaming

·   ¿Qué sienten las personas cerca de tí?

Forever Love ;D (También estaría a tiro poner "Orgasm" xD)

·   ¿Cómo te sientes?

Longing / Without you (es de Yoshiki solo, de momento, pero cuenta igual o.0)

·   ¿Dónde quisieras estar ahora?

Endless Rain (yeah, lluvia powa xD)

·   ¿Cómo eres respecto al amor?

Celebration (No, no voy a poner "Standing Sex", aunque también esté a tiro xD)

·   ¿Cómo es tu vida?

Un-finished / Art of Life

·   ¿Qué pedirías si tuvieras un solo deseo?

Tell me (es de Hide, así que cuenta 0_o) /  The Last Song

·   Escribe una cita o frase sabia.

Watching the stars till they're gone
Like an actor all alone
Who never knew the story he was in
Who never knew the story ends.

·   Ahora despídete

Good-bye (es de Hide, cuenta xD)

Teide

Publicado en Cosas que pasan el 25 de Septiembre, 2007, 17:59 por Quien_vosotros_sabeis

De aquí a dentro de cien años, el Teide tiene un 50% de posibilidades de explotar.

Cartas cibernéticas

Publicado en Cosas que pasan el 24 de Septiembre, 2007, 15:22 por Saphira Aurion
I wanna run away
I don't know how to set me free to live
My mind cries out feeling pain
I've been roaming to find myself...


24 de Septiembre del curso escolar 2007/2008
La Laguna, Avenida de los Paseos de Tierra,
Casa Enfrente de la Fuente, Segundo Piso,
Habitación de más a la Derecha



Estimado señor González:

Le envío esta carta para en referencia a un pequeño incidente ocurrido hoy en su asignatura, que es probable que para usted no haya sido remarcable, pero que, visto desde mi punto de vista, merece ser aclarado.
Anted de eso, me gustaría puntualizar que esto no pretende ser lo que informalmente llamamos "excusa barata", ni nada similar. Tampoco intento tomarle el pelo. Quería dejar claro desde un principio que, junto a mi profesor de equitación, es usted uno de los maestros que más he admirado en el curso pasado, y de hecho, junto con el ya mencionado otro profesor, he llegado a referirme a usted como héroe y sin ratro alguno de ironía ni en mi tono de voz al decirlo ni en mi forma de pensarlo. Así que puede usted tomarse esto como una carta que le escribo a usted de persona a persona, o bien de alumna a un profesor que respeta. No intento ni hacer la pelota ni subir nota con ello, pues de otra forma, le aseguro que no escribiría todo esto.
Una vez aclarado ese punto, pasemos a lo que importa.
Este año he tomado la clase de Lengua Castellana como definitivamente mi favorita, seguida muy de cerca por la de Historia. No miento si aseguro que estaba mentalizada completamente para luchar durante el curso por un sobresaliente en su asignatura. Parece ser que todo eso ha quedado, de momento, en la intención, ya que amargamente, sólo pude asistir a una de sus horas de clase antes de que debido a un percance sucedido el lunes 10 de Septiembre del año vigente, no pude asistir a clase el resto de la semana. Desde ese momento, aunque ya me sucedía desde el episodio en Alemania (que no es momento de relatar en la presente), se vio intensificado el hecho de que se me olvide un 40% de las cosas que me dicen o suceden. Y no es despiste habitual mío, que admito que siempre lo he tenido, sino que realmente no tengo noción alguna de sucesos pasados. En cualquier caso, volviendo a lo que relataba, la semana pasada me reincorporé a las clases y usted no estaba, pues se encontraba de baja por enfermedad. De forma que, en esa semana ya bastante dura por dolores de cabeza por mi parte, admito que no me centré en su asignatura.
Y así llegamos al día de hoy, en el que me llegó la inesperada noticia de que había deberes pendientes de corregir para su asignatura. Me atrevo a suponer que usted ya sabe que en cuanto podemos, los alumnos nos escaqueamos de las tareas, así que fue para mí un alivio el oír que se trataba de resumir un acto de la obra de Zorrilla "Don Juan Tenorio", y que usted mismo le había asignado a cada alumno un acto en clase. Mi consuelo, de todas formas, duró poco, ya que me informaon alegremente de que usted me había asignado a mí en esa hora en la que yo estaba ausente, el caítulo sexto, y que Ruth había sido la encargada de decírmelo. Por supuesto, no dudé que ella me lo hubiera anunciado (que lo hizo), pero yo no recordaba absolutamente nada sobre eso.
Y aquí vuelvo a intentar puntualizar que estas pérdidas de memoria, contra lo que presupongo que ha pensado usted en cuanto lo he dicho, no son para mí un lugar por donde escabullirme de mis deberes, sino algo que, como puede usted comprobar preguntando a mis amigos más cercanos, me da realmente mucho miedo. Porque, ¿me olvidaré algún día de los buenos momentos con los que en el pasado fueron mis mejores amigos y he perdido por una causa u otra? ¿Olvidaré los instantes especiales que he pasado con alguna persona? ¿Olvidaré que en un momento dado, usted mismo elogió y recompensó mi forma de redactar?
Creo que queda bastante claro que el olvidarme de cosas no me hace nada de gracia, y no es necesario extenderme más en este punto.
En cualquier caso, cuando al finalizar la clase usted empezó a recoger los trabajos, yo ya me había decidido a escribirlo esta misma tarde, porque, realmente, es un tipo de tarea que haré gustosamente, pues me agrada intepretar textos y meterme en los más enrevesados juegos del autor con las palabras.
Supongo que recordará usted con claridad que me acerqué y le expliqué que Ruth me lo había dicho, pero que se me había olvidado. Evidentemente, no le dije nada más, porque sé que así, de buenas a primeras, eso sonaba a excusa más que a nada. Y aún así, he de reconocer que me hirió bastante cuando usted me dirigió una mirada exasperada y me dijo:
"Estamos en la clase once, María, no en la siete".
Probablemente no me lo hubiera dicho de saber por qué se me ha olvidado, y posiblemente a mí me hubiera dado exactamente lo mismo si eso me lo hubiera dicho otro profesor y no usted. Pero lamentablemente, ninguna de esas circunstacias se dió.
No pretendo dar más explicaciones al respecto, espero que con sólo mostar mi perspectiva sobre el asunto se entienda lo que quiero decir.
Gracias por leer y mil perdones por hacerle perder el tiempo y por no haber llevado el trabajo a clase. Espero poder dárselo mañana y que no suponga ningún problema.

Saludos cordiales,

María, clase 11b)

Read between the lines
What's fucked up and everything's allright
Check my vital signs
To know I'm still alive and I walk alone

Artículos anteriores en Septiembre del 2007