Ellas

Publicado en Filosofía, pensamientos y reflexiones el 28 de Julio, 2007, 22:17 por donaldani
A raíz del título del post de QVS, he creado un pequeño texto de menos de una hoja. Hacía tiempo que llevaba tiempo intentándolo expresar, pero no sabía cómo, así que en parte doy las gracias a QVS por darme el título, y también espero que no le moleste que lo use. Lo escribí ayer a las altas horas de la madrugada con un dolor de cabeza terrible y con un cansancio inhumano. Aún así, estoy satisfecho con el acabado.
 
Invito a cada uno de los lectores  de estas líneas que  comenten  lo que para ellos son. Me alegraría mucho descubrir que sabéis a qué me refiero, más que nada porque vosotros "las"  tenéis, y para evitar confusiones y dar una pista, no se  trata de personalidades, sino de algo mucho más universal.  Un saludo, espero que disfrutéis del texto ^^.

                                                              Ellas

Las busco, las ansío. Y no doy con ellas. Procuro encontrarlas en cualquier rincón, esperando a ser tomadas, pero no aparecen. Se me resbalan de las manos, llego a rozarlas, pero nunca consigo palparlas para poder tirar de ellas y usarlas para expresar cualquier tontería que se me pase por la cabeza y quede bien. ¿Es a causa de la originalidad? Gente que aprecio me ha dicho que todo está ya creado. ¿Acaso se trata de un cubo de rubik que no consigo acabar nunca? Supongo que hoy en día ellas son los lados desiguales, mostrando colores mezclados, haciendo que llame más la atención. A pesar de todo, ellas hacen que me coma el coco. Ni siquiera sé cómo expresar mi frustración por no alcanzarlas. Me tienen inquieto. ¿Cómo seguir viviendo sin ellas, cómo triunfar? Una persona carente de ellas no es nada. Hasta la nada tiene una propia. Un concepto. Es inútil tener estilo propio y sobresaliente si no se tiene al menos una.
     ¿Es el suicidio una solución? No lo creo. Aunque si encontrase alguna forma original de hacerlo, ya sería una buena. Sí, una de ellas. Me tienen loco. De atar.
Hay gente que no lo entiende. Les pasa lo mismo que a mí, carecen de ellas. Pero…si yo me entiendo a mí mismo, estoy seguro de que ellas están cerca de mí, porque puedo percibir su presencia. Pero existe alguna especie de barrera que me impide tomarlas. La solución está en mí. Bueno, y en cada uno. Todas ellas son distintas: tienen formas, métodos, consecuencias,  acciones, cualidades, matices y un sinfín de elementos más que no las hacen únicas en su estado puro y pleno. Y como ya he dicho, colores. Colores que son reflejo de su inmaterialidad. Ya no sé qué hacer con ellas. Bueno, mejor dicho, sin ellas. Me gustaría que alguna brotara de lo más profundo de mi ser, y que hiciese de este texto una reflexión sabia y profunda, capaz de abrir la mentalidad de las personas, haciéndoles ver en qué se equivocan al llevar sus vidas del modo en que lo hacen. Abrirle los ojos para que observen como ellas danzan delante de ellos, a menos de un palmo, esperando a ser utilizadas para llegar a la satisfacción propia y alegrar el espíritu, cuidando de no dárselo todo al ego, pues es muy voraz e insaciable. Pretendo conmover con estas palabras, reflejando los pensamientos adaptados a la forma cotidiana y mundana de cada persona, para que se beneficien de los errores y faltas que tienen como ser humano, pero que pueden reparar como seres creados de la nada, que es neutral. Me gustaría conseguir un estado cero, de profundo y nulo vacío, para llenarlo con ellas. Ellas son la causa de estas oraciones. Pero esto es un ruego, lección, enseñanza, consejo, advertencia, petición, orden, mandato, en el que ya apenas se distingue la objetividad de la subjetividad. Es muy probable que la gente carente de ellas vea esto como un puñado de estupideces mezcladas y que no llevan a ningún sitio. Pero lo que yo creo es que al fin las he conseguido sacar a la luz. Sí, me refiero a ellas. Ésta es otra forma de percib

irlas, posiblemente extraña y fuera de lo común, pero son una equivocación esas clasificaciones. Es única. Como la nada. Y como ellas.