¿Cómo hemos llegado tan lejos?

Publicado en Cosas que pasan el 22 de Julio, 2007, 19:26 por Antibarbies

Os contaré mi historia...

Hace tiempillo (dos o tres años, si mal no calculo), contacté a través del foro de Laura Gallego García con un chico cuyo nick era Ender. No sabía de qué venía su nick, pero eso no me preocupó. Se hizo rapidamente un lugarcito en mi corazón, al lado del de todos mis amigos. Recuerdo que era raro que pasara una semana sin que no hablásemos por lo menos dos horas. Él me contaba sus cosas y yo las mias. Nos entendíamos, a pesar de que él viviera en Pontevedra y yo en Canarias. No nos hemos visto nunca, y creo que ni siquiera en fotos. Ahora que lo pienso, es raro, pero no nos importó. Seguímos hablando, a veces en broma y otras con seriedad.

Ender tenía un año más que yo, y por casualidades era amigo de una chica que era amiga de mi novio. Vamos, que estabamos conectados misteriosamente. Cuando no coincidíamos en el msn, le echába de menos.

Era un muy buen amigo mio.

Recuerdo, también, que su cumpleaños era en febrero, y que sobre diciembre del 2005 él encontró una página web que vendía "Monos acuáticos". Nos reímos muchísimo, sobretodo después de que él encontrara otra página que también te los vendía, y además te regalaban una pulsera-pecera "para llevarlos siempre contigo". Después de bromear un rato, le prometí que le regalaría una pulsera-pecera por su cumpleaños, y él dijo que si era yo la que se lo regalba, que se la pondría. Me pareció muy dulce por su parte.

Llegó enero y yo fui a buscarle los monos submarinos. Y, para mi desgracia, no había. Me angustié mucho, sobretodo pensando que le había prometido regalarle aquella pulsera tan... llamémosla especial. Y al pensar y pensar su regalo de cumpleaños, le acabé escribiendo una carta y mandándole dos pulseritas. A decir verdad, erann una mierdita de pulseras, de estas de plástico feo y que se rompen en seguida. Pero bueno, dentro de lo que cabía, eran bonítas.

Se las mandé junto con la carta, y el mismo día de su cumpleaños, le llegó. Hablamos varios días después, y me contó que estaba super contento con mi carta, que en el fondo no se lo esperaba, y que había sido todo un detalle por mi parte. Me dijo, también, que se había puesto las pulseras, y que eran más bonitas que la pulsera-pecera.

Seguimos hablando y pasaron las vacaciones. Esa fue la última vez que hablé con él, sobre agosto, cuando yo me conectaba desde la ferretería de mi abuela de asturias.

Deje de saber de él de un día para otro. Nada, ningún mensaje, ninguna llamada (no nos habíamos dado los números), ninguna carta más (perdí su dirección y él no tenía la mía), y ninguna conversación más.

Me preocupé por él. No sabía si le había pasado algo, y no podía saberlo. ¿Cómo, si ni siquiera recuerdo cómo se llamaba? Solo recuerdo el nombre de su pueblo, en Pontevedra, su nick y su dirección de correo. En febrero del 2007 le mandé un mail por su cumpleaños, deseándole feliz cumpleaños y todo lo demás. Y dandole mis numeros de teléfono por si se quería poner en contacto conmigo y mi dirección de correo ordinario (por si quería mandarme una carta). Y bueno, asi hemos seguido, sin saber nada el uno del otro.

Saphira_Aurion también le tenía en el msn. Y, el otro día por casualidad, se encontraron ellos dos por msn. Saphira le dijo (todo esto se lo había pedido yo meses atrás por si le veía ella) que yo había estado intentando contactar con él, que estaba preocupada, le pidió de nuevo su dirección de correo y tal. Y Ender le contò que no se había podido conectar antes, que bueno, que seguía vivo y que se conectaría ahora más a menudo.

Le dijo a Saphira que me dijera que aún conservaba las dos pulseras que yo le había regalado por su cumpleaños un año y medio antes.

Y bueno... esa es mi historia con Ender, un tio al que recuerdo con infinito cariño.Era inteligente, sabio y buena persona. También era muy sincero y, en general, admirable. Y le necesito ver. Necesito contactar con él, hablar con él, ya sea por msn, correo o llamada. Y necesito quedar con él este verano.

Ender, por favor, aparece