Y lo que le sigue al beso

Publicado en Filosofía, pensamientos y reflexiones el 1 de Julio, 2007, 1:09 por Quien_vosotros_sabeis

Sonríes de lado, con los ojos entornados,tienes una mano en mi cadera, empujándome hacia tí, y otra en mi cara, puesta con dulzura. Me rindo, no puedo contra tí. Dos semanas estuve soñando con esas manos, esos ojos juguetones y ese pelo alborotonado.

No te encontraba y no lo entendía...¿Por qué no estabas conmigo?¡Te necesitaba!Dónde estabas?

No te veía por ningún lado, si te imaginaba, necesitaba que alguien me despertara del sueño, lloraba, no tenía protección...¿Dónde estabas...?

Escuchaba los discos que un día me regalastes, tatareando lo que quizás tatarearías tú cuando los escuchas, marcando el ritmo con los dedos índices, tumbada en la cama mirando al techo...¿Dónde estabas...?

Los recuerdos eran dolorosos, me carcomían por dentro, me hacían agujeros en la piel, podía verte, podía sentirte...¿Dónde estabas...?

Estabas en mi sombra, pero...¿dónde?

Y, entonces, caminando, escuchando de nuevo tu música, subiendo la misma cuesta de todos los viernes...Te ví. Te ví a tí, al real, y no al inventado...Ibas vestido de negro, bajabas dando como brinquitos, con los brazos extendidos, sonriendo, tu camisa ondulando graciosa, las zancadas grandes. Me abrazastes y volví a ser tuya, como en mis sueños... Ahí estabas, conmigo, por fin...

Y me sentí libre, repleta, es más, desbordada. Me sentí completa al fin, contigo, me completastes. Podía respirar de nuevo... y respirar tu aire...Y lo comprendí todo...

Como cada viernes de mi vida, comprendí que la vida era hermosa, comprendí que no importan los errores, comprendí que tu olor se convierte en sangre que corre por mis venas, comprendí que son tus ojos los que me salvan cuando me caigo, comprendí que tú me lo das todo, comprendí que te mereces el mundo, comprendí que nunca me han hecho mejor regalo...Como cada viernes, comprendí que te amaba y que por entera te pertenezco y te agradezco tu infinita paciencia y tus inagotables ganas de vivir...y de compartir tu vida conmigo...