¿Confianza?

Publicado en Cosas que pasan el 26 de Junio, 2007, 12:09 por Saphira Aurion
Estaba por aquí viendo el blog y eso y de pronto noto que alguien me toca la rodilla O.o Miro y es Erik, mi gato, que está de pie sobre suspatas traseras, tocandome con la pata delantera. Sé que le gusta venir a i cuarto (más que nada porque yo le acaricio cuando quiere y le dejo en paz sin achucharle cuando no quiere... ambos disfrutamos de la compañía sin estar encima del otro, lo cual es algo que mi hermano es incapaz de hacer), pero no suele llamar la atención de esa forma sin razón, y menos cuando ve que estoy en el ordenador (me conoce y me deja en paz xD). Total, que lo cojo en brazos. Según lo cojo, se deja caer sin fuerzas, como un peluche, y se aprieta contra mí ronroneado, como si pensara "Por fin, he llegado hasta aquí, ahora todo irá bien". Eso en un gati es MUY raro. Ese nivel de confianza, de "Ahora que estás tú conmigo no hay de qué preocuparse" es más de perros... me extrañó. Le miré bien, y vi que tenía un ojo abierto y el otro cerrado. ¿Hola? Le muevo para todos los lados, le intento convencer de que lo abra, nada. Él se deja hacer. Todo muy raro.
Nada, luego lo llevaré al veterinario, tiene el ojo un poco inchado y nada más, no es algo preocupante.
De lo que quería hablar es del hecho de que el gato viniera a mí (éeel viino a míiiiiiii). Me ha conmovido extrañamente, sobre todo teniendo en cuenta el temperamento independiente de los gatos, y no sólo eso, sino que yo ni soy su dueña ni soy la que más caso le hace de la casa.
Me ha pasado también con otros animales (perros abandonados en Segovia, el mismo Kai), pero eso casi me parece más normal (me refiero a Kai).
Bueno, eso, no sé. Me apetecía contarlo. Me hace ilusión que lso animales heridos me busquen, es como si de alguna forma supieran que voy a hacerlo que esté en mi mano por ellos. ^^
Bueno, he tenido a Erik ronroneando como un loco tumbado en mis rodillas todo este rato... ahora ya ha vuelto mi madre, así que me lo llevo al veterinatio. ¡Saludos!