Fuera, en la lluvia

Publicado en Historias, cuentos y relatos el 10 de Enero, 2007, 16:59 por Saphira Aurion
Más de esas historietas extrañas que escribo. Esta tiene mucho sentido para mí, no sé si se lo encontraréis vosotros...

Llovía. Las gotas de lluvia golpeaban repiqueteando contra los bloques de piedra del castillo. Su castillo. Era de noche, o tal vez de día, pues las oscuras nubes que lo cubrían todo impedían el paso de cualquier rayo de luz, y descargaban su frustración en forma de agua. Frente a la puerta cerrada del castillo, en el exterior, una figura aguantaba el chaparrón en silencio, empapada. Las gotas de agua la golpeaban con fuerza, y estaban frías, pero no se retiró de allí, de las sombras del castillo. Podría haber entrado en la fortaleza si quisiera, pero no se sentía con ánimos. No deseaba la protección cálida de los familiares muros, ni huir de la lluvia, ni acurrucarse en un rincón oculto de su habitación.

Tenía el rostro húmedo, tanto de la lluvia como de las lágrimas que no lograba reprimir. Sabía que era culpable de las lluvias, pero no podía detenerla. Apoyaba la espalda en la madera astillada de la vieja puerta de su normalmente flamante castillo, que en aquel momento se veía sombrío y tormentoso. Había tardado años en edificarlo y a habituarse a vivir en él. Había tardado siglos en descubrir todos sus rincones, todos sus secretos. Había tardado milenios en encontrar todos los defectos y aceptarlos.

Y ahora... estaba fuera, en la oscuridad. Y llovía.


Imagina que creces, y tu castillo crece contigo. Imagina que desde el principio te advirtieron que siempre olvidas una parte importante, que eres demasiado despistado. Imagina que piensas que aún así puedes conseguirlo, imagina que te esfuerzas. Imagina que construyes un castillo que para ti es el más bello del mundo. Imagina que te convences de que, con voluntad, puedes conseguirlo todo. Imagina que has olvidado una parte importante y tu castillo se derrumba, o le faltan habitaciones o las puertas. Tu esfuerzo ha sido inútil. Ya te lo advirtieron.

¿Te quedarías fuera, en la lluvia?